COMIENZA EL CURSO ESCOLAR

Se acaban las vacaciones de verano, vuelve la rutina para las familias. Este lunes día 12 ha dado comienzo el curso escolar 2016/2017. Los escolares han vivido su vuelta al cole entre caras de sueño y de emoción por el reencuentro con sus amigos. Una de las novedades que afectan a los dos colegios de nuestro municipio, es que a partir de este año, los comedores escolares estarán gestionado por la Junta de Comunidades.

En Membrilla, un total de 489 alumnos de Infantil y Primaria se han incorporado, con total normalidad, a sus aulas en los colegios Virgen del Espino y San José de Calasanz, de todos ellos 55 son niños de tres años que acceden por primera vez a clase. Ellos, durante diez días, pasarán por un periodo de adaptación con el objetivo principal de facilitarles su adaptación al centro. Así, de manera progresiva, los nuevos alumnos irán conociendo los espacios, a sus maestros y compañeros, las rutinas del día a día y las actividades cotidianas.

En el Colegio Virgen del Espino, el primer día de clase tiene lugar, desde hace varios años, una Jornada de Acogida, en la que participan tanto profesores como alumnos y sus familias. A primera hora de la mañana ha tenido lugar una Misa en la Ermita de la Virgen del Espino. Después, ya en el centro, se ha llevado a cabo la presentación del profesorado y tutores de los diferentes cursos y el sorteo de un lote de material escolar. La mañana ha finalizado con la realización de una serie de talleres, organizados por profesores y voluntarios del Ampa, como de pintacaras, pinta globos, globoflexia, de pulseras, tatuajes, cuenta cuentos, diferentes juegos populares, y partidos de balón prisionero y de fútbol. Una manera diferente y lúdica de comenzar el curso, que tiene muy buena aceptación.

Por su parte, en el Colegio San José de Calasanz, este año la principal novedad es el cambio de equipo directivo, después de cesar el anterior una vez cumplidos sus cuatro años de gestión. Además, destacar también que el centro participa de nuevo en el proyecto Erasmus+ K1, en esta ocasión por un periodo de dos años, el primero, el que ha comenzado, centrado en Francia y el segundo, el próximo curso escolar, en Escocia. Un programa de formación dirigido al profesorado, cuyo aprendizaje deben hacer extensivo a toda la comunidad educativa, alumnos y familias. Los escolares tendrán la oportunidad de conocer de primera mano la cultura y tradiciones de estos lugares a través de diferentes actividades que se realizan a lo largo del año.

Por otro lado, destacar que los comedores escolares estarán gestionados por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Comunidades. Aunque los padres interesados en este servicio debieron rellenar y entregar su solicitud el pasado mes de junio, hay que decir que todavía quedan plazas libres y las familias que deseen información pueden pasarse por su centro escolar.