×

Aviso

Lack of access rights - File '/images/articulos/2015/VIIIR.jpg'

MEMBRILLA VIVE UNO DE SUS DÍAS GRANDES CON LA BAJADA DE LA VIRGEN

La Virgen del Espino y San José ya están instalados en la Parroquia Santiago el Mayor donde pasarán las Fiestas de Desposorios. Membrilla vivía el pasado jueves día 13 uno de sus días grandes: la bajada de la Virgen del Espino. Un día que todos los vecinos han vivido con gran emoción y alegría.

En la Plaza Grande se reunían los miembros de la Cofradía “Virgen del Espino”, autoridades, los alabarderos de la Virgen, la Reina y Damas del año pasado y  la Asociación Musical “Maestro Emilio Cano” y la Banda “Virgen del Espino”, que con su música acompañaron la procesión.

Todos juntos, en procesión, se trasladaban hasta la casa de los cumplidores de este año: la familia Luna Muñoz, quienes aguardaban su llegada tranquilos y con muchas ganas de que llegase este día para cumplir un deseo de toda la vida, que no han podido llevar a cabo antes por motivos laborales. Ahora que están jubilados sus hijos les han animado a realizarlo. Serán unas fiestas muy especiales para todos ya que se da la circunstancia de que son los primeros cumplidores que hay en sus familias. Durante estos días acompañan a la Virgen y San José en los actos religiosos y procesiones y se encargan de organizar los agasajos de los Desposorios.

Ya con los cumplidores, la comitiva se dirigía hasta la Parroquia Santiago el Mayor donde reside desde el lunes San José, el novio, que se acerca hasta la bajada de la Ermita para esperar a la Virgen del Espino, momento que viven con mucha emoción todos los vecinos.

Destacar también que a la procesión también asistía un numeroso grupo de  sacerdotes, algunos naturales de nuestra localidad que ejercen fuera de ella y que siempre suelen reservar este día para acompañar a la Virgen del Espino. También nuestro párroco local, para quien éste es un día grande y  emocionante, en el que todos los vecinos participan.

Las fiestas de Desposorios en nuestra localidad, se remontan a 1212 cuando, después de ser liberado el Castillo del Tocón y Membrilla de la opresión agarena, el capitán Meléndez Arias, sus soldados y los vecinos ofrecieron, en agradecimiento a este favor de la Virgen del Espino, celebrar todos los años la festividad de los Desposorios con el mayor esplendor que pudieran.

San José y la Virgen del Espino, pasarán estas fiestas en la Parroquia Santiago el Mayor, donde se celebra un novenario hasta el día de sus Desposorios, el próximo domingo.